El #TocToc que todos llevamos dentro

Las tres primeras líneas de Wikipedia nos servirán para dar una ida de qué se trata el “trastorno obsesivo-compulsivo”, conocido como TOC: “Trastorno de ansiedad caracterizado por pensamientos intrusivos, recurrentes y persistentes, que producen inquietud, aprensión, temor o preocupación, y conductas repetitivas, denominadas compulsiones dirigidas a reducir la ansiedad asociada”.

Hay cientos de variantes de TOC. Están los limpiadores, los verificadores, los repetidores, los ordenadores, los supersticiosos, los perfeccionistas, los preguntadores y muchas obsesiones y compulsiones más. Si te analizas un poquito, seguro que te encontrarás algún TOC básico o, lo que llamamos normalmente, alguna manía.

toc toc 7Sobre esta patología, el francés Laurent Baffie ha construido una genial y graciosísima obra de teatro que es ya un clásico mundial y que vuelve mañana mismo, y por séptimo año consecutivo, al Teatro Príncipe Gran Vía de Madrid. Baffie pone una nota de humor dentro del siempre controvertido mundo de la psicología. Una divertida comedia que acumula más de 700.000 espectadores con más de 2.000 funciones.

toc toc 2015 reparto

El argumento parece sencillo: seis personajes con Trastornos Obsesivos Compulsivos (TOC) se dan cita en el despacho de un afamado psiquiatra con el objetivo de solucionar de una vez por todas sus problemas psicológicos. Sin embargo, el psiquiatra no aparece, por lo que se ven en la necesidad de ser ellos mismos quienes se ayuden mutuamente y saquen sus propias conclusiones. Pero no creas que lo tienen claro… las situaciones cómicas se desencadenan a velocidad de vértigo, una tras otra, sin que parezca que pueda tener solución, hasta que… tendrás que venir a verla!

esteveferrerLa dirección sigue siendo de Esteve Ferrer (no te pierdas su nota introductoria), que también encabeza el reparto, con Paco Obregón, Ana Trinidad, Ana Frau, Óscar Ramos, Laura Hernández y Ana Burrel.

NOTA DEL DIRECTOR

Me gustaría, antes de que se acomode para disfrutar de la función, advertirle de las posibles consecuencias que puede ocasionar el visionado de ésta.

Lo hago para tranquilizarle y explicarle que los síntomas que ocasionalmente puede padecer, son totalmente normales y corrientes y que, a buen seguro, desaparecerán a lo largo de los próximos días. Por ejemplo, si de golpe tiene la visión de la puerta de su casa, abierta de par en par como consecuencia de un un terrible olvido, no se angustie, seguro que la ha cerrado. Si siente la necesidad de lavarse porque no sabe cuántas personas habrán tocado antes que usted el programa que está leyendo, no se preocupe, tanto los programas, programas, como todo el teatro, con sus correspondientes rincones, han sido correctamente desinfectados y están libres de todo microbio, virus o lo que sea que sea que se precie. No se apure, nadie le tocara sus cosas, sobre todo porque nadie nadie le ha cogido la cartera, ni el bolso ya que desde su entrada al teatro no lo ha lo ha soltado. Tranquilícese, ha llegado a la hora, no llega tarde a ningún sitio.

Cálmese, las salidas de emergencia están debidamente señalizadas y el personal personal del teatro en su sitio y por supuesto la entrada es suya y se la puede quedar para coleccionarla, le prometo que nadie se la va a quitar. Serénese, todo todo esta ordenado, bajo control, el escenario esta en el escenario, los actores, en actores, en sus roles, a punto para empezar y el público en sus asientos, como como debe ser, y sobretodo no se obsesione ni se inquiete, le prometo que no hay hay ninguna escena de sangre, ni de crueldad, ni nada parecido; sólo hay siete siete actores deseosos de hacerle pasar una divertidísima velada, bajo la batuta de batuta de un director que después de los ensayos, sabe perfectamente de lo que que les habla. Qué se la va hacer, soy carne de diván, uno tiene tendencia a asumir asumir como propios, los problemas que plantea al respetable.

Lo dicho, los síntomas desaparecerán y si no es el caso, le doy las señas de mi mi querido psiquiatra, o casi mejor que eso, vuelva a visitarnos, porque lo más seguro es que usted se haya perdido algún detalle de esta ingeniosa función y necesite un poco más de diversión.

Gracias por venir al teatro.

Esteve Ferrer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *