Historia’s del teatro: El teatro y sus orígenes

Si nos preguntan la definición de “Teatro” es probable que muchos digamos algo parecido a: “Es una representación de algo que hacen uno o varios individuos para un público”. Y sí, es exactamente lo que es, así que, pensando un poco más llegaremos a la conclusión de que el teatro, para existir como tal, necesita de actores, de algo que comunicar y por último de un público. Realmente, muy poquitas cosas.

prehistoria teatroHistoriadores y científicos han llegado a la conclusión de que los orígenes del teatro están en la prehistoria y que el primer actor fue el chamán de una tribu. Puedo imaginar que ese chamán un día sintió la necesidad de reforzar su ritual de caza, pues últimamente los cazadores volvían de vacío, y llamó a su tribu. Los sentó en el suelo y, frente a ellos, imaginó e implementó los primeros movimientos de danza, los primeros gritos acompasados…. Y puede que ocurriese exactamente así. En ese punto ya tenemos todo lo necesario para que el teatro sea teatro; actor, mensaje y público.

Pero, mientras escribía estas palabras no he podido evitar imaginar la siguiente escena:

Un hombre joven, muy peludo y cubierto con pieles, llega corriendo a un prado donde algunas mujeres recogen bayas moradas de unos arbustos y los niños pequeños juegan a su alrededor.

Su cara y movimientos delatan que viene asustado. Agita sus brazos de abajo a arriba y de dentro a fuera. Las mujeres, mientras recogen a los niños y se los cargan a la espalda lo miran con atención, escudriñando sus gestos, deseando entender.

Cuba, Viñales Historia del teatroEl hombre coloca sus brazos arqueados, como un paréntesis a lo largo de su cuerpo, luego acerca un brazo a su cara y lo agita de arriba abajo emitiendo un sonido animal que las mujeres conocen muy bien. Salta y corre intentando multiplicarse y rellenar un espacio mucho más grande del que necesita para sí mismo, y por último señala con un dedo hacia la dirección de la que había llegado solo un minuto antes.

Las mujeres corren en sentido contrario al que había apuntado el joven, seguidas por éste, que no deja de mirar hacia atrás mientras corre.

Está claro que un gran grupo de mamuts se dirige hacia allí y lo han enviado a avisarles para que puedan refugiarse a tiempo.

Esa noche, hombres y mujeres alrededor de la hoguera de su cueva, reirán a carcajadas mientras una mujer tras otra, en su afán de explicar a sus hombres lo ocurrido, imita los movimientos rápidos y torpes del joven felicitándose porque no ha habido heridos y todo ha salido bien.

Ha nacido el teatro.

Artículo de nuestra colaboradora Mayte Matías.

Un pensamiento en “Historia’s del teatro: El teatro y sus orígenes”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *