La magia de las marionetas Bunraku y la luz negra

Durante estas fiestas podemos gozar con la magia de una obra que no puede dejar indiferente a nadie. “El Pequeño Verne” es una obra de teatro infantil muy especial: combina dos técnicas teatrales de fuerte impacto visual: la milenaria técnica del Bunraku y la Luz Negra.

cartel del pequeno verne teatro marquinaLos personajes (marionetas) son de papel maché, goma espuma, pinturas fluorescentes y otros trucos… Estas marionetas son manipuladas con la técnica del Bunraku, que consiste en mover estas enormes figuras mediante varas que, guiadas por los manipuladores, imprimen el movimiento a los muñecos.

Esto unido a la Luz Negra permite al manipulador la magia de la invisibilidad, es lo que da vida y absoluto protagonismo a las marionetas, llegando al esperado efecto visual y a una gran sorpresa para el público en cada acción.

El protagonista es Julio, un niño al que no le gusta demasiado estudiar. Un buen día, el libro que tenía que leer se llena de vida y le transporta a un mundo de viajes y aventuras: dará la vuelta al mundo, atravesará agujeros negros, peleará con pulpos gigantes y hasta viajará al centro de la Tierra. Un sinfín de aventuras que despertarán su imaginación y le convertirán en uno de los grandes escritores: Julio Verne. Los asistentes a este viaje vivirán en el pequeño protagonista muchos momentos emocionantes y divertidos.

Son los actores Raúl Amores y Ricardo Cristóbal, de IRÚ Teatro, los que insuflan vida a los personajes, gracias a su dominio de los títeres y de la luz negra. Además cuentan con la música original del actor, músico y compositor David Bueno. No te pierdas este espectáculo único y, sobre todo, no dejes que se lo pierdan tus hijos.

Un pensamiento en “La magia de las marionetas Bunraku y la luz negra”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *