Teatro, hablemos del actor…

Siempre me ha gustado el teatro aunque, no más que el cine o las series de televisión, soy de la opinión de que todo tiene su valor y su momento.

Dicho esto, entiendo a la perfección porqué casi todos los actores, a pesar de ganar más dinero en cualquier otro medio, valoran el teatro sobre el cine u otros medios audiovisuales. Para ellos es ponerse a prueba, es un reto continuo e instantáneo.

El teatro es el trabajo que realiza un actor o actriz (en adelante Actor) sin manipulación o prácticamente sin ella. Puede que vaya maquillado y vestido de astronauta o de doncella pero, en directo y sobre un escenario, es él mismo. Se pone delante de unas decenas o centenas de personas y ayudado de un texto, algo de música, unos pocos compañeros de reparto, un vestuario y unos cuantos objetos en el escenario, trasmite estados de ánimo y sentimientos. Y, una escena tras otra, desarrolla auténticas y completas historias.

Además, en ocasiones, ni siquiera cuentan con esas ayudas. En algunas obras, para trasmitir algo o potenciar otras cosas, no hay música, en otras falta el vestuario pues todos van con mallas color carne y ¿qué hay de los monólogos? ¡La obra entera depende de un texto y un Actor!

Como en cualquier sector hay actores mejores y peores, pero los buenos profesionales tienen todo mi respeto.  Mucha gente piensa que por ser guapas o hijos de alguien conocido lo tienen todo hecho pero, tal y como están las cosas,no puedo creer que eso les sirva más allá de acceder a un casting o, como mucho, obtener una primera oportunidad.

Ser Actor no es estar de fiestas y risas permanentemente, ser Actor es un trabajo y, como en todos los trabajos, hay que ocuparse de ser interesante y competente.

Un buen Actor se ocupará de estar en forma. Algunas puestas en escena requieren verdadero esfuerzo físico.

Un buen Actor debe saber cantar y bailar, ya que algunas obras lo requieren y, aunque no se requiera nivel Nureyev o Pavarotti, si no tuvieran nociones no podrían optar al papel.

Un buen Actor debe ser versátil y tener varios registros pues si no fuera así, se reducirían considerablemente sus oportunidades de trabajo.

Un buen Actor debe saber adaptar cuerpo y mente para meterse en un papel de jovencito inexperto, de mujer experimentada o de sabio anciano.

Un buen Actor debe ser consciente de su valía y tener el ego equilibrado para no ceder a la tristeza y la depresión cuando las críticas no son buenas y saber disfrutar del éxito, siendo consciente de que hay pocas cosas más efímeras y que durará solo un momento, solo hasta el próximo fracaso.

Artículo de nuestra colaboradora Mayte Matías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *