Teatro negro: El Soldadito de Plomo

Irú Teatro lo fundan en septiembre de 2012 los actores y manipuladores Raúl Amores y Ricardo Cristóbal. Ambos coincidieron en la compañía Pampinak a las órdenes del director uruguayo Martin L. Romanelli en el espectáculo “El truco de Olej”, con el que estuvieron varios años de gira. Esta experiencia fue la que despertó el interés de Raúl y Ricardo por el teatro negro y sus posibilidades narrativas, por lo que empezaron a investigar sobre esta técnica, mezclándola con los clásicos títeres y con otras técnicas de manipulación. Así que esta combinación de diferentes técnicas de manipulación para conseguir aumentar las posibilidades del teatro negro, sin perder ese sabor tradicional que posee el mundo del títere e intentando evitar quedarse sólo en la parte efectista del teatro negro, es lo que marca la línea de acción de Irú Teatro.

Soldadito de PlomoEl soldadito de Plomo” es la segunda producción de esta compañía, tras la exitosa “El pequeño Verne”y nos acerca, tanto a grandes como a pequeños, este famoso cuento de Hans Christian Andersen como nunca antes lo habíamos visto.

Cada noche, mientras los niños duermen, los juguetes cobran vida. Pero esta noche es especial, hoy se celebra el Gran Festival y será durante esta fiesta donde un soldadito de plomo, al que le falta una pierna y una bailarina de papel se enamorarán. Pero el celoso bufón, empujará al soldadito por la ventana para apartarlo de su amada. A partir de este momento empezará una gran aventura para el soldado que le llevará por la alcantarilla hasta el fondo del mar. El valiente soldadito luchará por volver a casa y salvar a su amada.

Soldadito de Plomo Teatro MarquinaEl cuento, esta obra, nos habla del poder de superación personal, de la importancia de conocer y experimentar para ser capaces de realizar nuestros sueños. Rompe una lanza a favor de la integración y normalización de la discapacidad, en este caso física, dentro de nuestra sociedad. Aboga por el diálogo y la cooperación como forma de lograr nuestros objetivos y poder decidir sobre nuestra propia vida.

Soldadito de PlomoPara el diseño y construcción de los muñecos que se emplean, Irú Teatro ha contado con la colaboración de la artista plástica Irene Gaudioso. Los títeres son de varios tamaños, desde los 45 cm. a los 2,5 m., y se mueven mediante la milenaria técnica del bunraku, consistente en mover al títere mediante varillas que salen de sus articulaciones, pegados al muñeco pero sin tocarlo. Si a esto le unimos la magia del teatro negro que hará que no se vea a los manipuladores para que los muñecos tengan todo el protagonismo, el impacto visual está garantizado. Además de esto, en este espectáculo se utilizaran la tradicional técnica del teatro de sombras para reforzar la parte narrativa de la historia y conseguir un espectáculo aún más impactante. Así que no te pierdas esta obra tan especial en el Teatro Marquina, hasta el 10 de enero.

[ACTUALIZACION] Este espectáculo se prorroga durante todos los fines de semana hasta finales de febrero de 2016. Consulta aquí los horarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *